Cómo afectan los neumáticos desgastados a tu seguridadCircular con un coche en perfecto estado es fundamental para tu seguridad. Efectuar un mantenimiento periódico de los elementos sometidos a mayor desgaste no sólo previene averías, sino también incide directamente en la seguridad vial. Por eso, una de las más importantes recomendaciones es que evites circular con unos neumáticos desgastados.

Ya te hemos comentado en Autofit la importancia de circular con unos neumáticos en buen estado. Controlar su presión de forma periódica, evitar una conducción agresiva que los deteriore prematuramente o sobrecargar el vehículo, así como controlar que no presenten ningún desperfecto ayudará a que tus neumáticos duren más y a que circules más seguro.

Del mismo modo, revisa los amortiguadores periódicamente. Si éstos se encuentran desajustados, el coche no se adaptará bien al asfalto, lo que ocasionará que, en determinadas situaciones, los neumáticos pierdan el contacto con el suelo, provocando un desgaste prematuro o desigual de la rueda y un menor agarre.

Los peligros de unos neumáticos desgastados

Con el paso de los kilómetros, la banda de rodadura de tus neumáticos irá perdiendo su profundidad con lo que, al mismo tiempo, perderá su capacidad de adherencia. Recuerda que tus neumáticos son el único punto de apoyo de tu coche con la calzada, con lo que si circulas con unos neumáticos desgastados aumentas el riesgo de verte involucrado en un accidente, así como el de sufrir un reventón.

Aunque la ansiada lluvia aún no ha hecho acto de presencia este otoño, la llegada de las precipitaciones aumentará el riesgo de una pérdida de agarre si tu coche tiene los neumáticos desgastados. Por este motivo, es fundamental que revises su estado pues con el piso mojado las probabilidades de sufrir una salida de la vía por unos neumáticos con poco dibujo son aún mayores.

Y es que unos neumáticos desgastados tendrán un peor comportamiento en cualquier superficie, si bien en sobre suelo mojado, aumentan las posibilidades de sufrir un accidente por aquaplaning o por alcance, debido a su mayor distancia de frenado y menor agarre.

Los fabricantes recuerdan que unos neumáticos con una profundidad del dibujo entre 8 y 4 milímetros son sinónimo de seguridad. En cambio, unos neumáticos por debajo de 3 mm comienzan a perder gran parte de su adherencia, y más aún si nos acercamos a los 1,6 mm, que es el límite legal en España.

La frenada en mojado de unos neumáticos desgastados

¿Quieres un ejemplo? En una frenada de emergencia sobre suelo mojado a 80 km/h con unos neumáticos cuyo dibujo tiene una profundidad de 3 mm el vehículo tarda 9,5 metros más en detenerse por completo que con neumáticos nuevos. Además, al pasar por el punto donde se habría detenido en caso de equipar neumáticos nuevos el coche todavía se desplaza a una velocidad de 34 km/h.

Es esta misma situación el mismo vehículo equipado con unos neumáticos desgastados con el mínimo de dibujo permitido (1,6 mm) necesitaría 18,6 m más para detenerse y tendría una velocidad de 44 km/h al pasar por el punto donde se habría detenido con unos neumáticos nuevos.

Con estos datos, conviene recordar ahora la importancia de que evites, por ejemplo, adquirir neumáticos usados y no sólo por los peligros que pueden esconder. Así, la banda de rodadura habrá sufrido un desgaste que, a la larga, será caro para ti, también por su menor vida útil. Y es que, en los neumáticos, cada milímetro cuenta para tu seguridad.

Del mismo modo, es importante que también te fijes, al adquirir los neumáticos, en la información que ofrece la etiqueta europea del neumático en cuanto a su adherencia sobre superficie mojada.

Confía en Autofit

Si piensas que ha llegado el momento de cambiar los neumáticos de tu coche, no lo dudes y acude a los profesionales de Autofit: comprobaremos su estado y te ofreceremos la solución más ajustada a tus necesidades. Confía en los talleres de nuestra Red, en los que trabajamos día a día para seguir siendo tu mejor opción a la hora de reparar o mantener tu coche.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

¿Cómo afectan unos neumáticos desgastados a tu seguridad?