Ventajas de la transformación de coches a GLP.La preocupación por el medioambiente y la calidad del aire de nuestras ciudades ha ido en aumento en los últimos años. Quizá, lo más llamativos en este sentido han sido los distintos episodios sucedidos en los dos últimos años cuando la ciudad de Madrid restringió la circulación de vehículos en su área central, favoreciendo a los menos contaminantes.

Precisamente la capital española acaba de modificar sus tarifas de los estacionamientos regulados (zona S.E.R.), las cuales contemplan una subida del 20 al 50% de descuento para los vehículos movidos por Autogas o gas licuado de petróleo (GLP).

Sin embargo, Madrid no es la única ciudad de nuestro país que ya aplica este tipo de ventajas para los vehículos de GLP. En este sentido, Barcelona ya estudia las modificaciones necesarias para incluirlas en su nuevo Plan de Movilidad. Además, Bilbao, Córdoba, Granada, Valladolid o León son sólo otros ejemplos de ciudades que ya prevén descuentos en su Impuesto de Vehículos de Transmisión Mecánica (IVTM).

Asimismo, estos descuentos también se trasladan a las tarifas de zonas de estacionamiento regulado lo que permite a los usuarios de estos vehículos no sólo ahorrar en combustible, sino también en el pago de impuestos y en su movilidad.

¿Cómo puedes beneficiarte?

¿Te puedes beneficiar tú también? La respuesta es sí ¿Cómo? Tienes dos opciones: adquirir un vehículo nuevo o transformar el que ya tienes. En la actualidad, ya son muchas las marcas de coches que cuentan con modelos propulsados por Autogas, por lo que puede adquirirse uno nuevo por un precio similar a su modelo diésel equivalente.

Sin embargo, si no se desea adquirir un vehículo nuevo y se dispone de uno de gasolina, éste puede transformarse en un taller especializado por un precio asequible para usar también Autogas. Un coste fácilmente amortizable por el reducido precio del combustible, que supone un ahorro de hasta el 40% frente a los carburantes tradicionales.

Ventajas del GLP

Además del ahorro de combustible, de los descuentos en los parquímetros y en las zonas de estacionamiento regulado, y de las bonificaciones en impuestos de circulación, el uso de Autogas ofrece otra serie de ventajas como un menor número de averías, un incremento de la autonomía, circulación sin excepciones en determinadas situaciones de circulación, así como la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera.

¿Cómo se realiza la transformación a GLP?

La transformación de un coche a GLP no entraña problemas para los talleres de la red Autofit. ni un coste desmesurado: el cambio más notable en tu automóvil pasa por la instalación de un depósito en el maletero (normalmente) que suele ocupar el hueco de la rueda de repuesto, que se sustituirá por un kit antipinchazos.

De este modo, una vez transformado el coche a GLP, este conserva su depósito de gasolina, solo que además lleva otro de GLP, de manera que se pueda utilizar indistintamente ambos combustibles. De hecho, el motor siempre arranca y recorre unos metros con gasolina hasta que se calienta el agua del circuito de refrigeración.

El cambio de un carburante a otro se produce sin saltos, ni intervención del conductor. Un pequeño conmutador sirve para cambiar manualmente de GLP a gasolina y viceversa, además de mostrar cuánto gas nos queda.

Confía en Autofit

Haz números. Contacta con tu taller Autofit experto en GLP y descubre cuánto dinero puedes ahorrar convirtiendo tu coche en un automóvil más limpio. Encuentra el más cercano a tí y ponte en contacto con un profesional de Autofit para asesorarte sobre las ventajas de esta operación.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar