barro retrovisor

Cada año atraviesan el Mediterráneo entre 70 y 120 toneladas de polvo africano en suspensión que al mezclarse con el agua de lluvia producen el tan molesto barro sobre los coches.

En verano es habitual que se produzcan tormentas, pero a menudo, esta lluvia viene acompañada de barro. Por nuestra cercanía con África, cada año atraviesan el Mediterráneo entre 70 y 120 toneladas de polvo africano en suspensión. Éste al mezclarse con el agua de lluvia producen el tan molesto barro sobre los coches.

Cuando esto ocurre los vehículos se cubren con una fina capa de polvo, dándoles un aspecto sucio y descuidado. Pero a banda de eso, tienes que saber que si no quitas esa tierra procedente de África tu carrocería puede resultar dañada.

¿Cómo quitar el barro del coche?

Tener mucho tiempo el barro, o cualquier suciedad como excrementos de pájaros o resina de árbol, cubriendo el coche puede acabar dañando la pintura de tu coche. Es por ello que conviene quitarlo cuanto antes.

Para ello lo primero que has de hacer es humedecer toda la superficie del vehículo. Con ello lograrás quitar la mayor parte de la suciedad ayudándote de chorros de agua a presión. Ten en cuenta que si trata de quitar ese cúmulo de barro con una bayeta, puedes acabar rayando la pintura.

Si alguna zona se te resiste, emplea agua tibia para que el barro se ablande y te sea más fácil su retirada.

Por supuesto, utiliza bayetas de microfibra para limpiar el coche, así como jabones específicos para la carrocería.

Y no te olvides de limpiar la carrocería de arriba hacia abajo. Ni de las zonas bajas, que de por sí acumulan mucha suciedad y podrían llegar a oxidar la carrocería.

Por último, utiliza un paño de microfibra para secar el coche.

Y al igual que cuidas tu coche por fuera, cuídalo también por dentro. En Autofit somos especialistas en el mantenimiento y reparación de tu vehículo. Con total confianza.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar