volante bimasa

El volante bimasa está directamente relacionado con el embrague y ante cualquier indicio de fallo lo mejor es que te acerques al taller para verificar su estado.

El volante bimasa es un componente que se encuentra situado en el extremo del cigüeñal y es el encargado de regular su giro, transmitiendo el movimiento del motor a la caja de cambios y finalmente a las ruedas. Su principal función es la de  amortiguar las vibraciones generadas por el motor y de permitir que el arranque, al soltar el embrague, sea mucho más suave y progresivo, y menos ruidoso.

Así pues, se trata de una pieza que está directamente relacionada con el embrague y ante cualquier indicio de fallo lo mejor es que te acerques a tu taller Autofit de confianza para verificar su estado. Se trata de una pieza cara de reparar por lo que un buen diagnóstico a tiempo puede evitarte un disgusto mayor.

¿Cómo detectar la avería del volante bimasa?

Ya hemos dicho antes que, en los motores diésel modernos, el volante bimasa se encarga de amortiguar las vibraciones generadas por el motor, por lo que si cuando pisa el embrague para cambiar de marcha, notas unas fuertes vibraciones en el pedal y cuesta mucho poner las velocidades, lo más seguro es que esté fallando el volante bimasa. También puede ser síntoma de avería si escuchas un ruido al pisar el embrague con el motor en marcha en punto muerto y el coche parado.

El volante bimasa se puede estropear también a causa de un calentón excesivo del embrague, por ejemplo haciéndolo patinar innecesariamente, o por dejadez, por ejemplo por apurar demasiado el disco del embrague.

Así que ándale con ojo y evita problemas mayores llevando a cabo un buen mantenimiento de tu coche en los talleres Autofit.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar