aire acondicionado

En teoría los aires acondicionados están ya diseñados para eliminar los excesos de humedad, pero en la práctica no siempre lo consiguen.o

Pese a que el calor parece que nos ha dado una pequeña tregua, seguramente que ya has tenido que encender el aire acondicionado de tu coche. Pero… ¡oh sorpresa!… al encenderlo ha empezado a desprender un olor desagradable que ha inundado todo el habitáculo. ¿Por qué ocurre esto?

Este olor no viene de fuera, como quizás puedas pensar al principio, sino que viene del propio sistema de aire acondicionado, y tiende a afectar a vehículos de cierta antigüedad.  Con los años el sistema de aire acondicionado acumula humedad en los conductos, lo que provoca la aparición de bacterias y moho. En teoría estos sistemas están ya diseñados para eliminar estos excesos de humedad, pero en la práctica está comprobado que no siempre lo consiguen.

Este hecho se produce por el enfriamiento que sufre el aire exterior al pasar por el evaporador del aire acondicionado. El evaporador del sistema de aire acondicionado extrae el calor del aire que se recoge del exterior, al tiempo que se produce un cambio de estado, se condensa, favoreciendo la aparición de agua y un mayor índice de humedad en ciertos lugares del sistema. Este exceso de humedad no se elimina fácilmente y termina descomponiéndose, con las consecuencias que eso conlleva.

¿Cómo solucionar el problema?

La opción más económica digamos que es encender puntualmente la calefacción del coche para que se elimine el exceso de humedad que queda en la canalización del aire, o bien encender, un poco antes de pagar el coche, el aire en modo económico –de este modo no funciona el compresor- para tratar de elimina gran parte de la humedad.

También existen purificadores o desinfectantes de aire acondicionados, pero lo que te aconsejo es que pidas cita en tu taller Autofit  para que revisen el sistema y te lo arreglen, para así solucionar el problema de raíz.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar