Transfagarasan (Rumanía)

Transfăgărășan (Rumanía)

Los viajes por carretera no sólo son maletas, atascos… también son para disfrutarlos. Ya trajimos al blog de Autofit 10 carreteras secundarias increíbles en España para no perdértelas. Ahora te proponemos algunas de las más espectaculares que puedes encontrar en tus viajes si tienes la suerte de hacerlos más allá de nuestras fronteras.

Europa, América del Norte y del Sur, Asia, África, Oceanía… Todos los continentes ofrecen rutas espectaculares que merece la pena incorporar a nuestro itinerario si alguna vez incluimos esos destinos en nuestros viajes.

Eso sí, antes de tus viajes por carretera asegúrate de que tu vehículo está en buen estado. En España podemos ayudarte. Incluso en países como Alemania, Francia, Suiza, Finlandia o Holanda también encontrarás talleres Autofit. Confía a los profesionales de nuestra Red el cuidado de tu coche: trabajamos día a día para seguir siendo tu mejor opción a la hora de reparar o mantener tu vehículo.

Viajes espectaculares por carreteras del mundo

El mundo está lleno de rutas alucinantes en coche, caravana, moto… Todas ellas ofrecen experiencias únicas: vistas panorámicas, paradas sorprendentes… Así, en este post hacemos una selección de veinte espectaculares viajes que puedes hacer por carreteras del mundo.

Transfăgărășan (Rumanía)

Empezamos por Europa. Si Sa Calobra te parece alucinante, prueba con la carretera Transfăgărășan, que une Transilvania con Valaquia (Rumanía). Esta vía traza de norte a sur una ruta de 90 km de curvas al sur de los Cárpatos. Vlad ‘el Empalador’, el príncipe que inspiró el Drácula de Bram Stoker, es probablemente su más conocido aliciente.

Detente en las ruinas de la fortaleza de Poenari, tras disfrutar de las vistas del río Arges, el borde de la presa de Vidraru y las aguas de color esmeralda del lago. Recomendable también una parada en la cascada de Bâlea y el teleférico hasta el lago del mismo nombre.

¡Ojo! Esta carretera solo está abierta desde principios del verano a comienzos del otoño por su meteorología extrema. Puedes comprobar si está abierta o no en esta web.

La carretera alpina del Grossglockner (Austria)

Otra ruta para tus viajes por Europa puede ser la carretera alpina del Grossglockner, que circula entre los estados de Salzburgo y Carintia. Con una subida de casi 914 m en menos de 48 km, este paseo te lleva a las partes más salvajes del parque nacional Hohe Tauern, la mayor reserva natural de los Alpes. Por cierto, en el Grossglockner se cobra peaje.

Entre mayo y noviembre, haz una parada en el centro de visitantes Kaiser Franz Josef Hohe y súbete al funicular para disfrutar de vistas panorámicas del colosal glaciar de Pasterze.

Hringvegur, Trollstigen y Atlanterhavsveien

Tres carreteras más para nuestros viajes europeos. Si quieres dar la vuelta a Islandia, puedes hacerlo siguiendo la Hringvegur. Esta carretera de 1.400 km te llevará por algunos de los paisajes más espectaculares de la isla. Verás volcanes, glaciares, cascadas, géiseres…

En Noruega, prueba Trollstigen, una carretera de montaña en Rauma, que parte de la carretera nacional 63 que conecta Åndalsnes con Valldal. Su empinada inclinación del 9% y once curvas de 180º, en la ladera de la montaña son toda una atracción turística.

Atlantic Road (Atlanterhavsveien)

Tampoco debería faltar en tus viajes la carretera del Atlántico (Atlanterhavsveien), una espectacular vía que, desde la costa continental noruega salta, de isla en isla, hasta llegar a Averøy, en un recorrido fantástico a través puentes que se retuercen sobre el mar.

Ruta Panamericana

Saltamos a América, donde se nos acumulan las opciones. De norte a sur del continente, el primer ejemplo es la Ruta Panamericana, que discurre, precisamente, entre Alaska y Buenos Aires (Argentina) en Sudamérica, si bien la ruta no oficial alcanza las ciudades de Quellón, en la isla Grande de Chiloé (Chile), y Ushuaia, capital de la provincia de Tierra del Fuego (Argentina). Unos 48.000 km cruzando 14 países.

Icefields Parkway (Canadá)

Al sur de Alaska, la carretera Icefields Parkway, que se extiende a lo largo de 232 km entre los parques nacionales de Banff y Jasper, te transporta al imponente paisaje de las Rocosas canadienses. Si prestas atención, quizá puedas ver muflones, caribúes, alces y osos.

La autopista histórica del río Columbia (EE. UU.)

La estrecha autopista histórica que atraviesa la garganta del río Columbia en Oregón ha cambiado poco desde su conclusión en 1922, siendo por entonces la primera carretera panorámica (Scenic Byway) planificada de Estados Unidos. La Historic Columbia River Highway permite contemplar hasta seis parques estatales.

Blue Ridge Parkway

Justo al otro lado de Estados Unidos, la serpenteante carretera Blue Ridge Parkway, que une las montañas Shenandoah de Virginia con las Great Smoky Mountains de Carolina del Norte, discurre por altos picos, desciende hacia valles fértiles y pasa frente a la montaña más alta al este del Misisipi: el monte Mitchell.

Overseas Highway

Más al sur, la Overseas Highway lleva a la Ruta 1 o U.S. Route 1 (US 1), que atraviesa la Costa Este, a través de los cayos de Florida. Si por algo es una de las carreteras más espectaculares del planeta es porque buena parte de su trazado, unos 200 km, discurre sobre el agua. Su origen está en una antigua vía ferroviaria destruida por un huracán en los años 30.

Overseas Highway

La Ruta 66

Y entre una costa y otra de EE. UU., no puedes olvidar la “madre de todas las carreteras”: la Ruta 66. Sin duda, la más famosa, la más fotogénica y la más cinematográfica. En sus casi 4.000 km atraviesa 8 estados al unir Chicago (Illinois) con Santa Mónica, en el condado de Los Ángeles (California). Además, desde ella puedes completar un viaje de ensueño con el Gran Cañón.

El ‘camino de la muerte’ (Bolivia)

En Sudamérica, no puede faltar, ‘el camino de la muerte’ que discurre a lo largo de unos 105 km por las tierras altas bolivianas, una delgada línea separa la carretera del vacío. El camino a Los Yungas desciende desde las afueras de La Paz hasta la localidad de Coroico.

Trasandina (entre Chile y Argentina)

Más al sur, la carretera Trasandina alberga más emoción que un parque temático con más de 320 km de pasos de montaña entre Santiago de Chile y la región vinícola argentina de Mendoza. Veintinueve curvas pronunciadas suben unos 3.500 m del lado chileno de los Andes y, en el argentino, el Aconcagua, con sus 6.962 m.

Y ya en Argentina, puedes emular al Ché Guevara viajando por la Ruta Nacional 40, que ofrece paisajes que son puro espectáculo a través de sus más de 5.000 km desde el límite con Bolivia en La Quiaca (Jujuy), hasta su Km 0, en el cabo Vírgenes, en la Patagonia.

La carretera del túnel de Guoliang (China)

Tras siglos de aislamiento, en 1972, los aldeanos de Guoliang (en la provincia china de Henán) decidieron trazar su propio camino por las remotas montañas de Taihang que consiguieron terminar en apenas 6 años empleando sólo martillos pesados y barrenas de acero. Esta carretera mide solo 5,8 m de ancho y 4 de alto y tiene unas ‘ventanas’ con vistas a la garganta que bordea.

Y sin salir de China, no te pierdas en tus viajes otra carretera espectacular: la carretera de Tianmen en la provincia de Hunán, que da acceso a la Puerta al Cielo en el Parque Nacional de Tianmen. Son 11 km de auténtica locura tras 99 curvas.

Garden Route (Sudáfrica)

También África cuenta con carreteras espectaculares para tus viajes. Al sur, la Garden Route parte de Ciudad del Cabo y atraviesa, a lo largo de sus 200 km, paisajes de gran belleza, playas, lagos y parques naturales. En algunas paradas podrás ver animales como pingüinos e incluso ballenas que se asoman desde las aguas del océano.

La carretera de la cordillera del Atlas (Marruecos)

Y, al norte del continente, la carretera de la cordillera del Atlas, en Marruecos, pone a prueba el temple de los conductores con dos carriles estrechos sin guardarraíles que serpentean con innumerables curvas ciegas. En sus 187 km ofrece paisajes sobrenaturales como los que pueden verse desde Tizi n’Tichka, o alto de Tichka, el paso de carretera más alto del Norte de África a 2.260 m. La carretera asciende más de 1.800 m desde Marrakech, atraviesa la cordillera del Atlas y desciende hacia el oasis de Uarzazat.

Milford Road (Nueva Zelanda)

¿También en Oceanía? En la Isla Sur de Nueva Zelanda no podemos olvidar Milford Road (o la Highway 94). Desde Christchurch (la ciudad más grande de la isla) nos dirigimos a Queenstown, y desde aquí por las autopistas estatales 6, a lo largo de la orilla del lago Wakatipu, y 97, hasta Mossburn donde tomamos la Milford Road. Esta ruta serpentea hacia el noroeste entre bosques, el Lago Te Anau y los picos nevados de los montañas Ailsa, para concluir en las aguas especulares de color té de la reserva marina de Milford Sound.

Great Ocean Road (Australia)

Dicen de ella que es una de las mejores carreteras costeras del mundo, y eso que ‘solo’ tiene 243 km. Discurre por la costa occidental de Victoria, en Australia, y te llevará a descubrir playas increíbles, bosques y fabulosos acantilados, como los Doce Apóstoles.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar