10 cosas que cambiarán en las carreteras en tres añosDentro de tres años, las cosas serán muy diferentes en nuestras carreteras. Tanto la Unión Europea como la Dirección General de Tráfico han aprobado (o están a punto de hacerlo) distintas medidas que van a cambiar el día a día de los conductores.

Su objetivo es reducir al máximo el número de víctimas en la carretera, por lo que, algunas, estarán acompañadas de nuevas sanciones. Estas son varias de las novedades que se presentan, algunas dispuestas para entrar en vigor en 2022.

Lo que no cambiará será la necesidad de cumplir las normas en las carreteras y la de circular con vehículos bien mantenidos. Y para cuidar tu coche, los talleres Autofit estamos para ayudarte. En ellos, encontrarás los mejores profesionales a los que confiar el mantenimiento y reparación de tu vehículo. Descubre tu Autofit más cercano.

¿Qué cambiará en las carreteras en tres años?

El carné de conducir, en el móvil

Tráfico está desarrollando la aplicación móvil ‘miDGT, con la que cualquier ciudadano podrá acceder a sus datos, recibir avisos y noticias de interés y realizar los principales trámites con la DGT. Y, todavía más importante, podrá llevar en el móvil su permiso de conducción y la documentación de sus vehículos en formato digital y con plena validez. De momento, no hay fecha oficial para su implementación.

Uso de dispositivos móviles

Aunque la DGT se alíe con la tecnología para adaptarse a los nuevos tiempos, la actual dirección tiene un objetivo claro: acabar con el uso del móvil al volante. Para ello, entre las modificaciones del Reglamento General de Circulación, (que hasta que no se forme nuevo Gobierno no podrán llevarse a cabo), está previsto sancionar con la pérdida de 6 puntos del carné (por los 3 de ahora) y 500 € de multa (200 en la actualidad) el conducir utilizando el teléfono móvil con la mano (para hablar o cualquier otra funcionalidad).

Adiós al triángulo de emergencia

Otro cambio más que contempla la DGT es la sustitución de los actuales triángulos reflectantes de señalización de avería por un nuevo dispositivo luminoso en el techo del vehículo. El objetivo es reducir el riesgo de accidente, ya que con este nuevo dispositivo los conductores no necesitan abandonar el vehículo para colocarlo.

La previsión para la sustitución obligatoria, tras un periodo de convivencia de ambos sistemas, apunta al 1 de enero de 2024. Sin embargo, dentro del plazo de alegaciones, algunas de ellas procedentes de colectivos de víctimas de accidentes de tráfico solicitan que su entrada en vigor se adelante a 2022.

Carriles específicos para motos

Hay algunas medidas relacionadas con las motos cuya aprobación, que llegará antes o después, también depende de la formación del Ejecutivo. Tráfico ha puesto el foco en la reducción de la siniestralidad entre los motoristas y trabaja en varias propuestas.

Estas irían desde la obligatoriedad del uso de guantes protectores, a otras como admitir la circulación por el arcén en condiciones de tráfico lento o retenciones, la creación de carriles específicos en las ciudades, la formación teórica presencial obligatoria o el establecimiento de controles de la vigencia de la ITV.

Coches con limitador de velocidad

Pero los cambios en nuestras carreteras no sólo vendrán de aquí. La UE aprobó en abril la directiva que obliga a instalar de serie en los coches que se homologuen a partir de mayo de 2022 distintos sistemas de ayuda a la conducción también para reducir la siniestralidad.

Una de las tecnologías más llamativas es el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA, por sus siglas en inglés). Este sistema regulará automáticamente la velocidad del coche y lo hará registrando constantemente los límites de la vía y ajustando la marcha en consecuencia. No obstante, el conductor podrá desactivarlo.

Los conductores ebrios, bloqueados

La misma normativa europea exigirá la preinstalación de un alcoholímetro con capacidad de bloqueo del vehículo en caso de que se excedan los límites legales. En principio, deberán usarlo únicamente los conductores con antecedentes de conducción bajo los efectos del alcohol; solo podrán iniciar la marcha después de superar un test de alcoholemia al ponerse al volante.

Caja negra en los coches

También, los coches homologados en 2022 deberán incluir avisadores de distracciones y somnolencia, la detección de peatones y ciclistas, la cámara de visión posterior, el asistente de cambio involuntario de carril y una unidad de almacenamiento de datos.

Esta última actuaría a modo de caja negra que almacene información para su análisis en caso de accidente, tanto sobre el estado del vehículo como de las condiciones en las que se circulaba.

Más coches eléctricos

El miedo de los fabricantes de coches a las multas de la UE en cuanto a emisiones contaminantes acelerará la electrificación de la oferta de vehículos nuevos. Todas las marcas preparan numerosos lanzamientos de coches electrificados de aquí a 2022 para llegar al objetivo de 95 g/km, que ha marcado Europa para 2021. Esto hará que en el paisaje también empiecen a proliferar las infraestructuras de recarga.

Coches más conectados… ¿y algún autónomo?

Un estudio vaticina que en 2022 el 50% de los vehículos tendrán, al menos, un servicio de conectividad. Una conexión que no sólo será entre vehículos sino también con las infraestructuras viarias.

Además, estos avances tecnológicos harán posible más pronto que tarde el coche autónomo. De hecho, parte de la industria de la automoción afirma que podrán ser una realidad hacia 2022, aunque los progresos en materia legislativa en los diferentes países tendrán mucho que ver con la fecha final de su llegada a nuestras carreteras.

Pero también coches más viejos

Según calcula la asociación de fabricantes de vehículos Anfac, el parque de turismos español cerró 2018 con una media de edad de 12,4 años (la media de los que iban al desguace superaba los 18 años). Si se mantiene la tendencia actual, la asociación prevé que para 2022 esta edad alcance ya los 13 años, muy lejos de los 9 que tenían en 2011.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar