10 buenos propósitos para la 'vuelta al cole' de tu coche

Recién estrenado septiembre, y cuando aún tenemos bien presente todo lo vivido este verano, los anuncios para preparar la ‘vuelta al cole’ lo inundan todo. Con los pequeños (y ya no tanto) esperando su regreso a las aulas, y con los mayores, en su gran mayoría, (salvo unos pocos afortunados) de vuelta a sus obligaciones diarias estrenamos mes llenos de buenos propósitos, igual que suele ocurrir con el paso de un año a otro.

Y es que es llegar septiembre y todos, sin excepción, nos ponemos ‘deberes’ que nos harán sentir mejor. O menos culpables de esos kilos de más, de no haber estudiado, o de no haber aprovechado el tiempo para hacer eso que tenemos pendiente y que solemos aplazar para cuando tengamos tiempo…

Con la llegada de septiembre y el regreso a la rutina tampoco debemos olvidarnos de nuestro coche. Bien porque esté ‘agotado’ de hacer kilómetros, bien porque lleva sin arrancar todo el verano, o bien porque ahora le toca pasar la ITV, es el momento de pasar por el taller y revisar que todo está en orden.

Y para eso, los talleres Autofit te podemos ayudar. En nuestras instalaciones encontrarás los mejores profesionales para revisar tu vehículo, o para efectuar cualquier reparación que pueda requerir ¡Encuentra tu taller Autofit más cercano!

Buenos propósitos con tu coche

Para no correr riesgos y asegurarnos de que nuestro coche está en buen estado (o en su caso, corregir aquello que pueda necesitar), desde AECA-ITV recuerdan ocho buenos propósitos a tener en cuenta en nuestro regreso a la rutina.

Frenos

Con los kilómetros que has recorrido en el verano y la carga que has llevado, puede que hayan llegado al final de su vida y conviene que sean cambiados. Revísalos y asegúrate de que funcionan adecuadamente.

Neumáticos

Comprueba la presión, el estado del dibujo, que no presenten bultos o grietas… Y si este verano has tenido algún pinchazo, recuerda reponer la rueda de repuesto o verificar que el líquido reparador de pinchazos no esté caducado.

Desgaste

Comprueba el nivel del aceite y rellénalo si es necesario. Es probable que tanto viaje te obligue a adelantar su sustitución (y su filtro) si no lo hiciste antes de las vacaciones.

Chasis

Si tú y tu coche sois unos aventureros y habéis disfrutado de la naturaleza, de paseos por la montaña, de accesos complicados, revisa el chasis, la suspensión y la dirección. Comprueba los bajos del coche para verificar que no presenta daños.

Carrocería

Y no sólo quitar los insectos o la arena y la sal que aún arrastra de la playa (o el polvo y la resina de los árboles de la montaña). Lava tu coche y revisa que no haya daños en la pintura y en la carrocería antes de que llueva.

Lluvia

Y es que, ya ha llovido (y lo que queda). Por eso, para que no ‘te pille el toro’, revisa los limpiaparabrisas y el líquido. Además, una escobilla reseca puede dañar las lunas.

Fuera humos

Revisa el tubo de escape y el catalizador y realiza el mantenimiento indicado por el fabricante. Recuerda que una mala combustión del motor puede producir mayor cantidad de humo, algo que, además de ser dañino para el medioambiente, te penalizará en la inspección técnica.

Cita con la ITV

¿Le toca pasar la inspección técnica a tu coche? Pide cita. En cualquier momento puedes consultar en la web de AECA-ITV las matrículas que deben pasar su primera inspección (en septiembre de 2019 las matrículas de JHV a JJH). Recuerda que puedes pasar la inspección un mes antes de la fecha de vigencia sin que se modifique el periodo de vigencia de la siguiente ITV.

Tampoco olvides…

A los buenos propósitos de las ITV, añade dos que te proponemos desde Autofit.

Batería

Tanto si has hecho muchos kilómetros como si tu coche ha estado parado, la carga de la batería se habrá resentido. Evita quedarte sin batería en el momento más inoportuno con una simple comprobación en el taller.

Luces

Los días ya no son tan largos por lo que aumentan las horas en las que es necesario el uso de la iluminación del coche. Revisa todas las lámparas (posición, cruce, carretera, antiniebla, de freno, intermitentes, matrícula…

Si cumples estos buenos propósitos la ‘vuelta al cole’ de tu coche (y la tuya) será más fácil. Y llevar los niños al cole, hacer la compra, ir al trabajo… no será un problema.
¡Bienvenido a la rutina!

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar